Nothingness encapsulated. You won't feel a thing.

Monday, October 04, 2004

(...) la Guerrero, a esa hora, se parece sobre todas las cosas a un cementerio, pero no a un cementerio de 1974, ni a un cementerio de 1968, ni a un cementerio de 1975, sino a un cementerio del año 2666, un cementerio olvidado debajo del párpado muerto o nonato, las acuosidades desapacionadas de un ojo que por querer olvidar algo ha terminado por olvidarlo todo.

3 comments:

j. said...

De Amuleto (1999).

Yo siempre he sentido, desde que empecé a leer a Bolaño, tras indigestarme del gusto con los Detectives, que ese señor estaba siempre escribiendo hacia el futuro. Me explico... los libros cortos parecían servir al doble propósito de contar una historia y preparar a los lectores para una siguiente... Amuleto es posterior a los detectives pero es muy cercana, comparte personajes (la protagonista es una de las narradoras de los detectives, Arturito Belano anda por ahí...), es como una extensión de los detectives en la época en la que Belano todavía anda en México... y bueno, eso no tiene nada de raro, lo que es raro es que mencione 2666... hacia allá iba, ¿no? él ya lo sabía... yo no conozco ningún otro escritor cuya obra completa me parezca como una especie de libro larguisimo que se extiende de librito en librito... en fin, ¿ya les he dicho lo mucho que admiro a Roberto Bolaño?

ovidio said...

Pero Cesárea habló de los tiempos que iban a venir y la maestra, por cambiar de tema, le preguntó qué tiempos eran aquéllos y cuándo. Y Cesárea apuntó una fecha: allá por el año 2.600. Dos mil seiscientos y pico.

j. said...

O sea que era la misma novela...

Blog Archive